Coro Cervantes

Nuestro Director

Filomusica (01/12/2002)
Ignacio Deleyto Alcalá

O Crux, un disco revelador

-Vives, Barbieri, Bretón, Falla, Albéniz, Granados... todos juntos en un sólo disco en el que no hay ni zarzuela, ni amores brujos, ni iberias, ni goyescas.
-¿Es una broma?
-Pues, no. Es música sacra romántica española.
-¿el qué?
-Ya ves.
-Y servido ¿por quién?
-Por un coro del que no habrás oído hablar ya que éste es su primer trabajo discográfico: el Coro Cervantes.
-¡Ah, un coro español, claro!
-Pues, no. Repertorio y nombre españoles para lo que resulta ser un coro inglés. Todos sus dieciséis miembros -menos uno- son ingleses.
-Entonces, el director será inglés también... como siempre.
-¡Pues, no!. El director del coro es Carlos Fernández Aransay, un español afincado en Londres.
-¡Ahhh!

Tras esta introducción en clave de humor, nos pondremos serios. Este disco publicado por el sello GUILD presenta un infrecuente repertorio de compositores españoles raramente asociados a obras corales religiosas interpretado por el Coro Cervantes, coro profesional creado bajo los auspicios del Instituto Cervantes de Londres y que trabaja repertorio exclusivamente español e hispanoamericano.

Un disco que sorprende por la coherencia y calidad musical del programa y que brinda al aficionado la oportunidad de tomar contacto con obras prácticamente desconocidas. A medida que se profundiza en la escucha uno tiene la sensación de ir descubriendo verdaderas joyas musicales -y no exageramos un ápice- pues es uno de esos discos que cuanto más se escuchan, más se disfrutan.

Un audaz y riguroso trabajo que ha debido suponer un notable esfuerzo de investigación, rebuscando por aquí y por allá. Y nos alegra particularmente que haya sido un maestro español el que lo firme: un inquieto director que ha sacado a la luz y conseguido grabar para todos parte de ese ingente patrimonio coral que permanece muerto de risa en archivos de iglesias y bibliotecas, dentro y fuera de nuestras fronteras.

El disco, de generosa duración, reúne diecinueve piezas, generalmente breves, para coro a cappella o acompañadas de órgano, de las que destacaremos algunas.

El Salmo VI del Oficio de Difuntos de Albéniz rinde homenaje a los grandes maestros del pasado. Su aparente sencillez da pie a un mensaje recogido en espíritu aunque de contenido dramático. Su desnudez se ve acentuada por el sosegado tempo marcado por Aransay que brinda una lectura serena aunque con momentos de contenido apasionamiento. De gran belleza expresiva resulta la parte central de este motete así como la inquietante y creciente intensidad dramática que culmina en la frase “Salvum me fac propter”. En contraste, el final es suave y silente.

Estatismo y gravedad son las notas dominantes en el Christus Factus est del vasco Vicente Goicoechea. Un buen ejemplo de polifonía desnuda, sin artificios, es la obra, de efecto balsámico, que da título al disco: O Crux de Fernando Sor en la que podemos apreciar la perfecta compenetración entre las diferentes cuerdas del coro. Muy original y elaborada resulta la Salve montserratina de Tomás Bretón que combina canto llano y polifonía con un toque de modernidad en los juegos entre voces y órgano como en “gementes et flentes”.

Amadeo Vives firma O Salutaris, una breve pieza para voz solista y coro, aquí en la voz de Debra Skeen. Aunque Vives escribe O Salutaris, A Solo (Coro a 3 voces ad libitum), sin mayor especificación, según Fernández Aransay "parece claro, por la clave que usa, que es para soprano o voz blanca". Y es una voz blanca (más que la de una soprano) la que uno tiene en mente cuando suenan los primeros acordes bajo el suave acompañamiento del órgano. De carácter teatral, es una de esas obras llamadas a gustar desde el primer momento y cuya melodía no se olvidará fácilmente. Debra Skeen resuelve bien y demuestra amplio fiato y holgura en el registro agudo aunque le falte dulzura y un punto de ensoñación.

De ecos wagnerianos es el motete Sacrum Convivium de Hilarión Eslava cuyos guiños a los coros del maestro alemán no pueden pasar desapercibidos. Su Bone Pastor presenta también momentos de gran belleza potenciados por la expresiva dirección de Aransay. Con estos dos ejemplos, el navarro Eslava, autor de la gran antología de música religiosa española Lira sacrohispana, demuestra su faceta de gran compositor de música religiosa (Te Deum, Miserere, etc).

De Pedrell, máximo exponente del wagnerismo catalán y gran conocedor de nuestra polifonía renacentista, tenemos dos muestras de las que destacaremos el intenso A solis ortus en solemne y expresiva interpretación. Otro favorito es el O Salutaris del lamentado Juan Crisóstomo Arriaga, una pequeña joya impregnada de sereno clasicismo. Si con menos de veinte años era capaz de componer cosas así, es fácil pensar a dónde habría llegado de haber vivido más tiempo. Las sopranos tienen ocasión de lucirse en L’herba de l’amor de Granados, una plegaria en estilo gregoriano, cantada en catalán y dedicada a "La Moreneta". Hermoso final con una breve pero intensa frase solista "Cap al Cel me'n volaria" a cargo de Lucy Crowe y respondida por coro y órgano.

A lo largo del disco el Coro Cervantes demuestra su capacidad para amoldarse a las diferentes estéticas que recorren el ambicioso programa y muestra claridad en la dicción, buen empaste, clara articulación y ejemplar fraseo. Por ningún lado asoma la tantas veces mencionada frialdad inglesa en lo cual seguramente Fernández Aransay haya tenido mucho que ver. Escúchese, por ejemplo, el Salve Regina de Nicolás de Ledesma que rebosa calidez y expresividad por los cuatro costados con una destacada intervención solista del tenor Anthony Hawgood. Hasta se marcan un cierto y sugerente aire de habanera en algunas frases. La obra permite también apreciar el bello sonido del órgano del Exeter College de Oxford donde fue grabado este disco en julio de 2000.

Sin duda, estamos ante uno de los discos más originales y reveladores que han llegado a nuestras manos en este año que ya termina. Si FILOMUSICA otorgara premios a los mejores discos del año, nuestro voto se lo llevaría esta fascinante recopilación coral de autores españoles. Disco, por tanto, imprescindible para todos los amantes a la música coral.

http://www.filomusica.com